Tomada de Mediotiempo

Una pareja que tenía relaciones sexuales provocó la breve interrupción de un partido de tenis en el Sarasota Open.

Los gemidos de una persona fueron el motivo por el que los jugadores Frances Tiafoe y Mitchell Krueger, así como el público y hasta el comentarista quedaron desconcertados.

El incidente se tomó con gracia por parte de los dos tenistas, al punto que uno de ellos arrojó una pelota en el sentido en que provenían los sonidos, mientras que el otro gritó ‘No puede ser tan bueno’.

Se determinó que los ruidos se emitían desde un departamento ubicado a un costado del complejo tenístico en donde se desarrollaba el juego.

Y por si tenían el pendiente, Tiafoe terminó ganando el partido 6-3, 6-2 ante Krueger.

**Advertencia: El siguiente video puede resultar perturbador para algunas personas; se recomienda amplitud de criterio. 





RECOMENDAMOS