Agencias

Amanda Holden impactó a la audiencia de Britain's Got Talent, que quedó boquiabierta cuando la jueza del exitoso reality hizo su aparición sober el escenario.

Miles de televidentes comenzaron a quejarse en las redes sociales por considerar un exceso la forma en que Holden, de 46 años y un cuerpo que causa la envidia de más de dos, se presentó ante el público.

El vestido negro con un gran escote y la espalda descubierta diseñado por el modisto Julien Macdonald causó furor, pero también críticas despiadas al punto que algunos televidentes compararon a la jueza del programa con una stripper, alegando que la emisión es considerada para la familia británica y la ropa elegida pudo haber sido interpretada como excesiva.

Las redes sociales estallaron contra Holden, quien durante la transmisión se mostró feliz por su participación y su vestido negro. "Nadie quiere ver tus tetas, Amanda, disculpa", fue la reacción de una usuaria identificada como Jess Gorton.

Otro, el corredor Clayton Kingman respondió a una mujer que la había defendido de manera radical: "¡Pervertida!", ironizó.

Lo cierto es que como consecuencia de 216 denuncias, la Oficina de Comunicación del Reino Unido, conocida como Ofcom inició una investigación sobre el hecho tratando de determinar si Holden había violado alguna ley sobre familia y menores.

David Walliams, compañero del jurado de Britain's Got Talent, defendió a Holden de las críticas y de la absurda investigación. Para ello, logró convencer a un policía que "colocara" esposas en la atractiva conductora. "La Señora Amanda Holden es arrestada por su vestido inapropiado".

Ahora, sólo resta saber si la Ofcom iniciará acciones legales contra la jurado de uno de los programas de mayor audiencia del Reino Unido.

 



RECOMENDAMOS