Tomada de Instagram |
Tomada de Instagram |
Tomada de Instagram |
Tomada de Instagram |
Tomada de Instagram |

Viral

Una mujer con dos trabajos fue cesada de unas de actividades –como maestra de kínder– luego de que se negara a dejar el otro empleo que ella considera su pasión: ser estrella de cine porno. La afectada no dudó cuando sus superiores en el instituto le dieron el ultimátum, ya que considera que la paga en el cine de adultos es demasiado buena como para dejarla.

“Estaba realmente intentando que me alejara de la industria”, comentó Nina Skye de 21 años. “Realmente querían que me salera. Me ofrecieron ayuda y orientación, pero no me quería salir de la industria. Desde mi primera escena, que era una tradicional de chico con chica, me pagaron 2 mil 500 dólares. Nunca había tenido tanto dinero en mi vida”.

Skye amaba su trabajo y le encantaba ir a trabajar, y no está de acuerdo que su pasión la deba de apartar de las aulas.

“Me encanta enseñar. Me encanta el sexo. Si puedo compaginar ambas cosas, lo haré”, confiesa.

“Hay un gran estigma asociado y cómo es que lo ve la sociedad. Pero no soy así. Soy muy abierta de mente. Súper abierta y no juzgo”, agregó.

Skye actualmente sigue en la industria del porno.

 

 

Saturdays 🌸💜☀🎵

A post shared by Nina Skye (@realninaskye) on



RECOMENDAMOS