El Diario Digital

Una trabajadora de un albergue de pandas en China tiene algunos problemas cada que tiene que salir a barrer las hojas de los árboles.

Los cachorros quieren jugar con la escoba, el recojedor, la canasta donde deposita las hojas, se abrazan a sus piernas y la acción parece repetirse sin fin.

Sin embargo, los simpáticos panditas han despertado la ternura de los usuarios de las redes sociales, porque parecen muy divertidos.



RECOMENDAMOS