Internet /

Excelsior

Ciudad de México– Un episodio más de intolerancia y discriminación, se dio en un aeropuerto estadounidense, cuando Emmit Eclass Walker, quien es vicepresidente de un estudio de grabación en Washington, se enconraba en la fila de primera clase de la aerolínea.

Una mujer lo increpó argumentando que por el color de su piel y acaso su vestimenta no debía estar formado ahí, a lo que el hombre con toda calma le explicó que había llegado antes que ella y que por eso ocupaba un lugar adelante de la fila.

La mujer insistió comentando que sin duda se trataba de alguien a quien le habían pagado su boleto, como un militar, acusándolo de no tener el dinero como ella, para adquirir el viaje.

El hombre, por el contrario, le respondió que estaba en el lugar indicado y le dijo que ya era muy grande para pertenecer al Ejército.

"Solo soy un negro con dinero", le dijo. Y se quedó callada.

Una vez ofrecida la respuesta, el hombre narra en su cuenta de Facebook, que los demás pasajeros comenzaron a aplaudirle, rechazando de manera fehaciente esta otra muestra de racismo, el virus que no termina.





RECOMENDAMOS