Internet /

El Diario de Juárez

El Museo de Arte de Boston presentó el miércoles a Riley, un cachorro de raza Weimaraner que a partir de ahora forma parte del equipo a cargo de cuidar las valiosas obras de arte de la institución, describe Telemundo.

El perro de 12 semanas está siendo entrenado para adquirir la capacidad de oler e identificar insectos que pudieran dañar los cuadros.

“Tienen un olfato espectacular, un hocico más largo [que otros perros] y orejas más largas que ayudan a buscar cosas”, dijo Nicki Luongo, directora del departamento a cargo de la protección de las obras.

Luongo dijo a Riley le pagan “con dulces” por su trabajo, y de vez en cuando “le compraremos un oso de peluche”.



RECOMENDAMOS