Olympic Channel /

El Diario de Juárez

Ganar es una parte muy importante de las justas olímpicas y los negocios, pero ¿quién dice que no se puede disfrutar y estar agradecido por el simple hecho de estar en la contienda?, escribe Entreperneur.

Así lo demostró este viernes el mexicano Germán Madrazo, de 43 años, al terminar la carrerta de 15 km de cross country o esquí de fondo en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en Corea del Sur.

Pese a haber terminado la competencia en la posición 116, el atleta tomó la bandera mexicana a unos metros de cruzar la meta donde el suizo Dario Cologna, ganador de la carrera, lo esperaba para aplaudirle su gran esfuerzo.

Como si se tratara de una película, el abanderado mexicano fue levantado en la línea de meta por el marroquí Samir Azzimani, el abanderado de Tonga Pita Taufatofua y el colombiano Sebastián Uprimny.

La hazaña de Madrazo es de destacar pues lleva poco más de un año practicando la disciplina.



RECOMENDAMOS



Loading...