Tomada de Internet /

El Diario de Juárez

He aquí una historia que restaurará tu fe en la humanidad –y hará que muchas personas se pregunten si estarían dispuestas a hacer los mismo.

De acuerdo con la Lotería de Kansas, los empleados en una gasolinera en Salina encontraron un boleto perdido del Mega Millions. Cuando lo escanearon para ver si tenían que regresarlo y descubrieron que la pequeña papeleta tenían un valor de un millón de dólares. No sólo eso, el boleto no había sido firmado; eso significaba que cualquiera habría podido cobrar el premio.

El ganador, quien vive en Lincoln, Colorado, y quien permanece en el anonimato, dijo a funcionarios de la lotería que iba apurado para ver el Torneo de la NCAA cuando decidieron detenerse en Salina por gasolina.

“Mi hermano se puso a revisar los boletos. Aparentemente se le cayó el boleto sin firmar del Mega Millions, y luego nos regresamos pronto a casa”, según explicó el ganador.

La lotería dijo que la reacción del empleado al encontrar el boleto, fue llamar al dueño de la tienda para ver si podía regresar el boleto. El hijo del propietario de la tienda acudió para ayudar a encontrar al ganador, para luego poder regresarle el boleto.

“Ya habíamos llegado a casa una hora después, y luego volvimos a salir para hacer otro encargo. Cuando pasamos por la tienda el hijo del propietario nos siguió y nos hizo señas de que nos detuviéramos. Luego nos explicó lo que había pasado y nos entregó el boleto. ¡No podía creerlo!” Según explicó el ganador. (Con información de WIBW) 



RECOMENDAMOS



Loading...