Especial /

Excélsior

Ciudad de México– Michael Brown es un joven de Texas de 17 años y estudiante de último curso de instituto. Es un alumno brillante, con muy buenas notas. El curso que viene comenzará la Universidad. Por ello, aplicó a 20 Universidades de Estados Unidos, entre ellas Harvard, Yale, Princeton y Stanford. Cuando llegó el día de mirar si su solicitud había sido aceptada, vio que había sido admitido en todas las universidades a las que aplicó y con una beca de estudios completa, escribe Europa Press.

El joven se sentó delante de un ordenador rodeado de sus seres queridos para ver la noticia y saber a qué universidad iría el día de mañana. Al ver la increíble noticia de que había sido admitido en todas las que aplicó, Michael no pudo aguantar la emoción y reaccionó de esta exultante manera:

Su madre, Berthinia Rutledge-Brown aseguró en ABC News estar “sorprendida y muy agradecida”.

“Sé que ha hecho un fantástico trabajo, lo he visto todos los días. Para mí es algo normal” dijo la mujer, quien describió a su hijo como “trabajador y atento y cuidadoso”.

Concluyó confesando que esto era “sabía que tenía notas como para que le dieran beca, pero esto no se lo podía imaginar”.



RECOMENDAMOS



Loading...