Agencias

Un ladrón de la ciudad china de Shenzhen entró a la carrera en una comisaría de Policía mientras huía después de robar un teléfono celular en la calle, según muestra un reportaje de la cadena CCTV News.

Las cámaras de seguridad del lugar grabaron cómo el malhechor arrebató de un tirón el teléfono a una mujer que esperaba en un semáforo para cruzar la calle.

Tras el robo, el delincuente se lanzó a correr, pero a los pocos metros entró en el recinto de una estación de Policía. Al darse cuenta, el ladrón se quedó parado sin saber cómo reaccionar, tras lo cual fue detenido por un agente.

Un oficial de Policía comentó los hechos ante las cámaras de CCTV y mostró su extrañeza ante el peculiar suceso, ya que los "criminales, por lo general, suelen ser astutos".



RECOMENDAMOS