Associated Press |

Associated Press

Pensilvania– Un jurado en Pensilvania determinó que un hombre cuyo urólogo le extirpó un testículo sano reciba una indemnización de 870 mil dólares.

Steven Haines, de 54 años, demandó al doctor V. Spencer Long, a quien consultó en 2013 luego de padecer dolor en el testículo derecho durante 15 años. Long operó a Haines en el hospital J.C. Blair Memorial de Huntingdon y le extirpó el testículo izquierdo, que estaba sano.

Un jurado del condado de Huntingdon halló a Long culpable de "indiferencia irresponsable". Le otorgó a Haines 620 mil dólares por el dolor y sufrimiento y 250 mil como punitorios. El médico se negó a hacer declaraciones el viernes.

El abogado de Haines dijo que su cliente aún padece dolor, junto con un "miedo incapacitante" de buscar nuevo tratamiento para su problema. Añadió que Haines requerirá tratamiento con testosterona por el resto de su vida si le extirpan el testículo restante.



RECOMENDAMOS