Agencias

Levantar la cara es, comúnmente, una instrucción para que los futbolistas vean las opciones que tienen y toquen el balón. En el caso de Robin Zentner, portero del Mainz de Alemania, levantar la cara le pudo costar demasiado caro, esto por una confusión visual del futbolista.

Curiosa situación tuvo el guardameta al pensar que el balón estaba frente a él, pero en realidad era el manchón penal. El esférico ya estaba detrás de él y por poco lo manda al fondo un rival.

Zentner alcanzó a recomponer y evitó el gol del Monchengladbach en contra de su equipo.

Las risas vinieron después por la cómica situación que pudo terminar en lamentos por la grave distracción.

Ese error pudo ser la diferencia, ya que ambos equipos igualaron en ese compromiso 1-1 en la fecha 11 de la Bundesliga.

 



RECOMENDAMOS



Loading...