Excelsior /

Excelsior

Ciudad de México– Aquí va una muestra más de que nunca se sabe lo que podría suceder en una entrevista televisiva en vivo, en las calles de la Ciudad de México.

Mientras la reportera de Excélsior Wendy Roa hablaba con uno de los fieles que acudieron a la Basílica de Guadalupe, un sujeto que pasaba por el sitio se coló en la toma.

El hombre se dedicó solamente a asentir a cada comentario que la reportera decía sobre la pintura de la Virgen de Guadalupe que su entrevistado llevó a la catedral



RECOMENDAMOS