Twitter /

Excelsior

Ciudad de México– Un niño de nueve años jugaba a ‘las escondidas’ en casa de su abuelo, en Lichterfelde, Berlín, y le pareció buena idea esconderse en una caja fuerte… en la cual quedó atrapado por más de tres horas.

El menor jugaba con otros amigos al interior de la casa y decidió esconderse en la caja, se metió y cerró la puerta desde dentro. Evidentemente no pudo salir.

Después de unos minutos sus amigos lo encontraron, pero al desconocer la clave de seguridad, decidieron llamar a los padres del menor.

Tras varios intentos, decidieron llamar a los bomberos, quienes por más de tres horas intentaron liberar al niño. Afortunadamente, gracias a una ranura en la caja, pudieron enviarle oxígeno al menor y evitar una desgracia.

Justo cuando los bomberos se disponían a usar herramientas pesadas, alguien dio con la clave de seis dígitos y el niño fue liberado.

Por suerte el niño no sufrió ningún daño, solo un gran susto por querer ganar el mejor escondite.



RECOMENDAMOS



Loading...