/
/
/
/
/
/
/
/
/
/
/

El Diario de Juárez

A veces, el espíritu navideño no nos entra. Es el caso del famoso husky gruñón, Anuko, y solo hay que ver los resultados de su sesión de fotos de estas fiestas.

Pero con Anuko, te puedes llevar a engaño. ” Tiene esa máscara negra alrededor de la cara que le da ese aspecto. Le viene de familia,” dijo su dueña Jasmine. No es que sea gruñón, sino todo lo contrario. Es un perro amable y relajado al que le gusta divertirse. “Es muy tranquilo, no le gustan mucho los mimos, pero si le dejas en paz te sigue. Es como mi sombra, e interviene cuando es necesario, lo que me ha ayudado en temas de salud mental,” dijo Jasmine.

Jasmine encontró a Anuko cuando solo tenía 5 semanas, y había oido que era beneficioso para quienes tenían problemas de salud mental. “Cuando nos conocimos tenía depresión e ideas suicidas, había dejado los estudios, no tenía amigos ni trabajo. Vivía en mi cama, practicamente. Menos mal que llegó a mi via o probablemente seguiría ahí o aún peor. Me dio ánimos para salir: el aire fresco y todas esas horas en la calle con él me hicieron mucho bien.”

Hace tiempo sí que compartimos un momento cabreado de Anuko, cuando sus fotos se volvieron virales tras sentirse engañado por una pelota. Esto cambió la vida de Jasmine, que ahora lleva varias webs y páginas en redes sociales dedicadas a Anuko y los huskies en general. “Llevo una web llamada Snowdog Guru, en la que ayudo a otros dueños de perros de trineo. Son una raza única y una gran responsabilidad. A causa de esto, he decidido comenzar este año a estudiar veterinaria. Nada de esto habría ocurrido si él no estuviera en mi vida.”

Así que no importa el aspecto gruñón que tenga Anuko por fuera, Jasmine y él son muy felices juntos, y su historia ilustra lo potente que puede ser el vínculo entre humanos y animales. Aquí debajo puedes ver la cara gruñona pero divertida de Anuko en su sesión de fotos.



RECOMENDAMOS



Loading...