Associated Press /

Excélsior

Ciudad de México– Seguramente en tu infancia, en más de una ocasión hiciste un berrinche del tamaño del mundo por alguna cosa insignificante.

¿Recuerdas cuál era tu venganza hacia tus padres? Quizá, como muchos, era dejar de hablar, dejar de comer o encerrarte en cuarto todo el día. Ya haciendo esto te creías rudo y te desquitabas por el regaño.

Todo estos actos se quedan muy cortos comparados con lo que hizo un niño enojado en Australia, quien decidió cobrar represalias contra sus progenitores y robó sus tarjetas de crédito.

Como si esto no fuera poco, con ellas en su poder compró por Internet un vuelo a Bali -aprovechando que en múltiples aerolíneas australianas pueden viajar menores sin cartas de autorización- y reservó una habitación en un hotel de lujo.

Con intensión de llevar a cabo su travesura, el menor de 12 años engañó a su abuela para que le diera su pasaporte.

De acuerdo con el medio 9news, su plan salió a la perfección, pues al día siguiente, después de decir que se iba a la escuela, Drew empacó ropa en una mochila, su scotter y tomó un tren hasta el aeropuerto.

"Sólo me pidieron mi identificación de estudiante y mi pasaporte para demostrar que tengo más de 12 años y que estoy en la escuela secundaria", dijo.

Durante su viaje nadie le prestó atención al hecho que viajaba solo, el único cuestionamiento que tuvo fue cuando llegó a su hotel y el personal le preguntó si iba acompañado, a lo que inteligentemente contestó que su hermana llegaría más tarde.

Allí pasó cuatro días inolvidables, pidiendo servicio a la habitación y utilizando las instalaciones.

Finalmente, la policía lo encontró gracias a un video que publicó en sus redes sociales en el que se mostraba cómo saltaba a la piscina del establecimiento.

"Estaba un poco asustado porque no sabía qué iba a pasar", detalló el rebelde aventurero.

Luego de que se diera a conocer la noticia, la madre dio su declaración ante la prensa.

"Simplemente, no le gusta la palabra no", dijo la mujer, quien aprovechó su aparicion en medios para culpar al sistema por el hecho que fuera tan sencillo que un niño pudiera viajar solo.



RECOMENDAMOS



Loading...