Así actúa el cerebro de un adolescente cuando está en redes sociales

Agencias | Lunes 28 Noviembre 2016 | 15:53 hrs

Ciudad de México─ No se puede negar que los sitios de redes sociales, como Facebook e Instagram, influyen en nuestra salud mental. Estudios han mostrado lo dañinas que pueden resultar las redes sociales cuando se trata de imagen corporal, relaciones amorosas y la felicidad en general.

Ahora, investigadores de la Universidad de California, en los Ángeles, han concluido un estudio que examina ciertos circuitos cerebrales que se activan cuando los adolescentes utilizan redes sociales. Ya que los adolescentes pasan un promedio de nueve horas al día en redes sociales, es importante descubrir cómo todo este tiempo está influyendo en el desarrollo cerebral de los adolescentes.



Para el estudio los investigadores reclutaron a 32 adolescentes. En el curso de 12 minutos, le mostraron a cada uno 148 fotografías incluyendo 40 que los participantes habían entregado. Cada foto mostraba cierto número de ‘me gusta’ que supuestamente había recibido, este número fue asignado por los científicos. Además se registró la actividad de cada adolescente por medio de imágenes de resonancia magnética.



Como era de esperar, las imágenes populares encendieron los cerebros de los participantes como si se tratara de un foco. “Cuando los jóvenes vieron sus propias fotos con un gran número de me gusta, vimos actividad a lo largo de una gran variedad de regiones cerebrales,” declararon los investigadores en un comunicado.



Los resultados revelaron que una parte del sistema de gratificación del cerebro – área conocido como nucleus accumbens – estaba particularmente activa durante el experimento. La región también tiene mucha actividad cuando comemos chocolate o ganamos dinero y suele estar especialmente sensible durante la adolescencia.  Los investigadores también notaron actividad cerebral en una parte asociada con la atención visual y un área conocida como el cerebro social cuando los adolescentes vieron que sus fotos habían resultado muy populares.



Mostraron la misma foto con muchos ‘me gusta’ a la mitad de los participantes y a la otra mitad con pocos. Al ver las fotos con más me gusta, los adolescentes tendían más a darle me gusta. Reaccionaban diferente a la información cuando pensaban que el resto de los participantes respaldaban la foto, a pesar de que no los conocieran.



Además de las fotografías que llevadas por los participantes, también les mostraron fotos neutrales, como de comida o sus amigos y fotos de riesgo, que incluían imágenes de cigarros, alcohol y adolescentes utilizando ropa sugestiva. Con todos los tipos los adolescentes dieron más ‘me gusta’ a las fotos que supuestamente eran más populares, sin importar el contenido. Los investigadores se refirieron a esto como el efecto de conformidad.



Los resultados, publicados en el diario Psychological Science, mostraron que los participantes que tendían a dar más me gusta también tenían más actividad en la amígdala y el núcleo estriado. Juntas, estas dos regiones del cerebro juegan un rol importante en las conductas impulsivas. Cuando los investigadores vieron más a profundidad los caminos de gratificación del cerebro activados por el uso de redes sociales, descubrieron que los patrones son similares a las personas adictas a la cocaína.



RECOMENDAMOS