Viral

Esta jornada durante el encuentro entre el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y la Canciller de Alemania Angela Merkel en Washington, varias agencias informativas sostienen que el mandatario le negó un saludo a la política alemana, lo cual fue bajo cualquier óptica, fue una grosería.

No obstante, la situación tiene otra interpretación. Conocido por infringir dolor a otros visitantes a la Casa Blanca con su apretón de manos, Merkel no huyó a la propuesta de los fotógrafos de que saludara a Trump. 

El presidente de EU se hizo el sordo y se negó a saludarla. Pero la cara de satisfacción de Merkel, en un breve cuadro ante cámara y captada para la posteridad en una fotografía, no tiene precio. 

El momento incómodo

Fotógrafos: ¿Harán el saludo?

Merkel (a Trump): ¿Quiere hacer el saludo?

Trump: *no responde*

Merkel: *SU cara*

Los chistes

–¿No es fácil la política, verdad?

–Está bien.

–Puedes decirlo. Anda.

–No.

–Déjalo salir

¿Por qué no hacen las cosas como les digo?

Merkel: "Donald, mírame".

Trump: "¡QUIERO MI CEL!"

M: "Esto es serio".

T: "¡MI CEL!"

M: "Estás haciendo el ridíc--"

T: "QUIERO MI CEL AHORA!"

Merkel: Su historia con tres presidentes.

Si cierro mis ojos y me quedo quieto, tal vez no me verá.

Es muy sencillo saludar de mano

El análisis

Los dos no se caen bien. Al Presidente de EU le molestó que Merkel hablara en alemán porque pensó que lo estaba insultando.

Al final sí se saludaron



RECOMENDAMOS