Cortesía |
Cortesía |

El Diario de Chihuahua

Chihuahua— Una mujer que acudió a retirar dinero de un cajero automático esta mañana, se alejó sin darse cuenta que el efectivo solicitado se quedó en la ranura despachadora del aparato sin haber terminado siquiera su trámite y cerrar la cuenta personal.

Sin embargo, un agente de la Policía Municipal llegó enseguida, resguardó los billetes, realizó sus trámites y esperó a que la usuaria regresara a reclamar su dinero.

En presencia de otros dos usuarios como testigos contaron los 6 mil pesos y al cabo de unos minutos observaron a una ama de casa acercarse con cierta preocupación. Al cuestionarla, ella indicó que no sabía donde había dejado un dinero que acababa de sacar del cajero, pero su sorpresa y agradecimiento fueron mayúsculos cuando el agente Mario Alberto Ramos Lozano, sacó el fajo de billetes, lo contaron nuevamente y le hizo entrega.  

La señora de aproximadamente 50 años, tomó su teléfono para enterar a las autoridades de Seguridad Pública del buen actuar del elemento de la Policía Municipal. En ese momento, se acercaron otras personas al oficial Mario Ramos que dijeron haberse dado cuenta que tomó el dinero, pero no esperaban que lo fuera a entregar.

Amable, el servidor público respondió que en sus más de 12 años laborando en la corporación jamás se ha quedado con lo que no es suyo.

La Dirección de Seguridad Pública Municipal dio a conocer que el agente Mario Alberto Ramos Lozan, se desempeña en el grupo de Policía Rural e ingresó a la corporación en 2005, el 23 de marzo.



RECOMENDAMOS