Viral

Washington– En un momento en que existe la amenaza de varias crisis internacionales, un intercambio explosivo ocurrió este lunes en la Casa Blanca de Trump que no tuvo nada que ver con un adversario extranjero.

El objetivo fue una ex esposa.

El Ala Este de Melania Trump atacó a la primera esposa del presidente Trump, Ivana, por bromear refiriéndose a ella misma como la primera dama.

Ivana Trump –la madre de los tres hijos mayores de Trump y la esposa cuyo divorcio de Trump lo convirtió en una constante figura de los tabloides– está promoviendo su nueva biografía durante una entrevista que fue transmitida en el programa “Good Morning America” en donde dijo que tenía el “número directo” de la Casa Blanca y llamaba al presidente cada dos semanas.

“Yo soy la primera esposa de Trump”, comentó con una sonrisa la Sra. Trump, quien nació en Checoslovaquia.  “Yo soy la primera dama”.

Al parecer, esa broma puso nerviosa a la primera dama actual.

Stephanie Grisham, la tercera directora de comunicaciones de la Sra. Trump, atacó la candente declaración en contra de la predecesora marital de la primera dama.



“La Sra. Trump ha hecho de la Casa Blanca un hogar para Barron y el presidente. A ella le fascina vivir en Washington, D.C., y considera que es un honor ser la primera dama de Estados Unidos”, comentó Grisham en un correo electrónico.

“Ella planea usar su título para ayudar a los niños, no para vender libros”. (Con información de The New York Times)

 



RECOMENDAMOS