Excelsior

Ciudad de México– Las participantes del certamen de belleza Miss Perú 2018 aprovecharon los reflectores y las cámaras para denunciar la violencia de género y los feminicidios en el país.

"Mi nombre es Camila Canicoba, represento a Lima y mis medidas son: 2 mil 202 casos de feminicidos reportados en los últimos nueve años en mi país".

El pasado domingo, cuando todos esperaban conocer las medidas de 90-60-90 que usualmente exigen estos certámenes, 23 finalistas dieron voz a miles de mujeres víctimas de acoso, abuso sexual, maltrato físico o feminicidios.

"El 81 por ciento de agresores a niñas menores son cercanos a la familia", "una niña muere cada 10 minutos producto de la explotación sexual", "más del 70 por ciento de mujeres en Perú es víctima de acoso callejero", fueron algunas de las cifras expuestas por las participantes en lugar de sus medidas.

De tal forma que cada frase dicha por las 23 finalistas estremeció el Teatro Municipal de Lima.

En 2016, se registraron 124 feminicidios y 258 tentativas de asesinato, de acuerdo con cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables de Perú.

Conforme al diario local El Comercio, Cristian Rivero, conductor del Miss Perú 2018, explicó al finalizar la presentación de las concursantes que el certamen estaría dedicado a enviar un mensaje en contra de la violencia que azota al país.

Así que, cuando fue el turno del desfile en traje de baño, detrás de las finalistas se proyectaron portadas y recortes periodísticos de feminicidos ocurridos en Perú.

Junto a ellas estaba Leslie Shaw, una cantante peruana que grabó para una campaña contra la violencia doméstica, quien interpretó "Siempre más fuerte".

Antes de dicha pasarela, Jessica Newton, organizadora del certamen, dio un mensaje en el que destacó que las mujeres son libres de actuar y vestir como deseen y que no por ello alguien puede sentirse en derecho de faltarse el respeto.

Creo que el hecho de que mires a tu representante regional, a la reina de tu departamento dar cifras abiertas y reales sobre lo que sucede en nuestro país es alarmante", explicó posteriormente Newton a la agencia France Press.

Según el Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Organización de Estados Americanos (OEA), Perú es el segundo país de Sudamérica con más casos de violaciones, detrás de Bolivia.

En lo que va del año, además, se han registrado 82 feminicidios y 156 tentativas, según dijo en su turno la finalista Karen Cueto.

Ya casi al final del certamen, varias de las concursantes expresaron su rechazo a la violencia de género durante la sesión de preguntas y respuestas.

Romina Lozano, quien posteriormente fue anunciada como ganadora del concurso fue cuestionada sobre cómo combatir los asesinatos de mujeres.

"Propongo crear una base de datos con los datos de cada agresor, no sólo de feminicidio, y poder protegernos”, explicó.

El hashtag #MisMedidasSon se colocó como trending topic la noche del domingo por algunas horas en Perú y fue noticia en diversos medios locales.

El 25 de noviembre está programada una marcha en rechazo a la violencia contra la mujer, la cual tendrá a la cabeza a Miss Perú y las finalistas.



RECOMENDAMOS



Loading...