Pixabay /

Excelsior

Ciudad de México– El aumento de la actividad de la hormona, kisspeptina, eleva la atracción sexual y disminuye la ansiedad en ratones machos, según una nueva investigación presentada hoy en la conferencia anual de la Sociedad de Endocrinología en Harrogate, Reino Unido. El estudio revela que kisspeptina tiene un papel importante en la regulación del comportamiento sexual y social, y puede ser un nuevo objetivo para abordar la disfunción sexual masculina y los trastornos relacionados con la ansiedad.

De acuero con Europa Press, Kisspeptina es una hormona típicamente vinculada con el desarrollo durante la pubertad y el embarazo; sin embargo, también se han descubierto neuronas receptivas a la kisspeptina en una parte del cerebro llamada amígdala, una región central para regular comportamientos emocionales y sexuales, como la ansiedad o la interacción social.

El área medial posterodorsal de la amígdala (MePD), donde se hallaron las neuronas receptivas a kisspeptina, está particularmente asociada con las reacciones relacionadas con las feromonas, lo que sugiere que la kisspeptina puede afectar a las conductas sexuales.

Para investigar el papel de estas neuronas receptivas de kisspetina en el MePD en comportamientos sexuales, el doctor Adekunbi y sus colegas de 'King's College London' emplearon un enfoque sofisticado y preciso para activar las neuronas sensibles a la kisspeptina en MePD de ratones machos y evaluaron los efectos en sus redes sociales y sexuales y conductas relacionadas con la ansiedad.



RECOMENDAMOS



Loading...