El Diario de Juárez

El astronauta de la ESA Paolo Nespoli tuvo la suerte, a bordo de la Estación Espacial Internacional, de capturar una bola de fuego cayendo sobre la Tierra mientras tomaba imágenes de la atmósfera.

Nespoli tomó las imágenes el 5 de noviembre alrededor de las 22:33 horas, mientras la Estación Espacial estaba volando desde el Océano Atlántico sur hasta Kazajstán. La bola de fuego aparece en la escena entre el segundo 7 y 8, en la esquina superior derecha.

Una bola de fuego es básicamente un meteoroide muy brillante, un pequeño trozo de “roca espacial” natural, que ingresa a la atmósfera de la Tierra y arde más brillante que las estrellas de fondo.

Este meteoroide en particular se movía mucho más rápido que lo normal, con una velocidad estimada de alrededor de 40 km / s, de acuerdo con los expertos que trabajan en objetos cercanos a la Tierra (NEO) en el Programa de Conciencia Espacial del Espacio de la ESA.

“Esta velocidad es realmente bastante rápida para los meteoroides, que típicamente entran a la atmósfera a unos 20 km /s”, dice Rüdiger Jehn, co-gerente del segmento SSA NEO de la Agencia Espacial Europea.



RECOMENDAMOS



Loading...