Internet /

El Diario de Juárez

El presidente Trump es un probado profesional del negocio del espectáculo, cuya presencia en el escenario usualmente parece más grande de lo que realmente es, ya sea que comparta los reflectores con Miss Universo, Marco Rubio u OMarosa Manigault Newman, escribe The Washington Post.

Pero ¿podrá competir con Ulysses S. Grant, Rutherford B. Hayes o Martin Van Buren?

Pronto, el mundo lo sabrá.  El presidente hará su animatrónico debut este martes en el Salón de los Presidentes del Reino Mágico del Mundo de Walt Disney en Orlando.

El lunes, el sitio de fanáticos de Disney, WDWMagic.com, filtró una parte del material. Muestra a un Trump animatrónico con detalles de la vida real -el cabello de color amarillo, manos giratorias y una corbata que cuelga más abajo del cinto.   Aunque algunas personas comentaron en Twitter que se parece a Jon Voight.

Está enfrente de Abraham Lincoln.  George Washington presenta a Trump cuando es su turno en el discurso que dan a la audiencia sobre el juramento que hicieron al asumir el puesto.

Desde enero, el Salón de los Presidentes de Disney World fue cerrado, ya que el equipo del parque temático remodeló la popular atracción denominada Plaza de la Libertad, para incluir al presidente número 45.

En los últimos meses, los retrasos en la apertura del lugar generaron rumores y controversia sobre la presencia de Trump en ese parque de diversión.

Sin embargo, este martes cuando se enciendan las luces, la renovada exhibición mostrará una versión robotizada del tamaño normal del actual presidente en un momento crucial de su discurso, de acuerdo a un comentario que publicó Thomas Smith, el director de Contenidos Editoriales de los Parques Disney.

La gente empezó a visitar el Salón de Presidentes del parque en 1971, según reportó The New York Times en esta semana.

Desde 1993, la División de Investigación y Desarrollo del parque, Walt Disney Engineering, trabajó cercanamente con la actual administración para producir esa réplica del presidente, incluyendo la grabación de pistas vocales especiales para el show que dura 25 minutos.

Al igual que otras ceremonias características de la presidencia moderna, como el perdón del pavo y el discurso en la Reunión Nacional de Scouts, la inducción de Trump al Salón de los Presidentes ha sido todo menos habitual.

Hace seis meses, se hizo una petición a través de Change.org para impedir que el animatrónico Trump tuviera una parte hablada en el programa del Salón de los Presidentes.

“Donald Trump llevó a cabo una campaña presidencial con un discurso de odio, misoginia, racismo y xenofobia.  Al hacer eso, ha contaminado para siempre el legado del Presidencialismo Estadounidense”, inicia diciendo la petición.

“El Reino Mágico del Mundo Disney es un lugar específicamente diseñado para que los disfruten los niños y familias. Por lo tanto, no es un lugar apropiado para el discurso de Donald Trump.  Solicitamos que Walt Disney World tome una postura en contra de esa retórica divisiva y dañina”.

Hasta la mañana del miércoles, la petición tenía más de 15 mil 100 firmas.

Los persistentes retrasos en la reapertura de esa atracción, provocó rumores de que el parque tenía problemas para integrar un robot de Trump en el show -tanto que los funcionarios de Disney se vieron forzados a responder a esa controversia.

“A pesar de que los medios de comunicación dijeron lo contrario, el presidente Trump podrá hablar en el Salón de los Presidentes, al igual que cualquier otro mandatario desde 1993”, escribió en un blog el pasado mes de junio el director de contenidos editoriales de los Parques Disney.

“Hemos estado trabajando cercanamente con la actual Casa Blanca -al igual que hicimos en las anteriores administraciones- y grabando la sesión del presidente como estaba programada. La atracción reabrirá sus puertas a finales del 2017”.

En el nuevo programa, el robot de Trump continúa diciendo su mensaje a favor de la familia, de acuerdo al material anterior.

“Por encima de todo, ser estadounidense es ser optimista -creemos que siempre podemos mejorar - y que los mejores días para nuestra gran nación aún están por venir”, dice.



RECOMENDAMOS



Loading...