Pixabay /

Excelsior

Madrid– Una deficiencia detectada en el diseño de una herramienta de Android puede permitir a los ciberdelincuentes, de forma remota y sin conocimiento de sus víctimas, capturas de pantalla o de conversaciones en el 77 por ciento de dispositivos móviles con este sistema operativo, según la empresa de seguridad Check Point, escribe EFE.

A finales de noviembre, Google sólo había corregido el problema en la versión 8.0 de Android (Oreo), dejando vulnerables las versiones 5.0, 6.0 y 7.0, que representan aproximadamente el 77,5 por ciento de los dispositivos que utilizan este sistema operativo, indicó hoy la empresa en un comunicado, aunque sin precisar si habría usuarios afectados.

El ciberatacante podría aprovecharse del servicio MediaProjection de Android, una herramienta para grabar sonido o hacer pantallazos, mediante una táctica de pantalla falsa para engañar al usuario de modo que dé su consentimiento de uso sin él saberlo.

A diferencia de otros mecanismos para pedir permiso en Android, como el acceso a contactos o ubicación, MediaProjection carece de una ventana específica para solicitarlo. En su lugar, cuando una aplicación intenta utilizarlo, aparece un mensaje diferente, con el nombre de ventana emergente SystemUI.

 



RECOMENDAMOS



Loading...