Internet /

El Diario de Juárez

Estamos a punto de terminar con otro año. Tanto lo que nos hizo daño como lo que nos unió se desvanecerá en el tiempo, como todo y todos lo están haciendo justo ahora. Los mejores recuerdos, o al menos los más relevantes, quedarán plasmados en los libros de Historia, periódicos viejos o diarios personales que alguien leerá en años posteriores, ¿que cómo podemos estar tan seguros de ello? Sencillo, la naturaleza humana lleva implícita una tendencia a mirar al pasado. Para bien o para mal, todas las personas toman un momento para revisar todo lo que han recorrido y, por qué no, lo que aún les falta por andar. Así que, hagamos lo nuestro.

Cultura Colectiva escribe que sin el afán de sonar fatalistas, es preciso decir que 2017 ha sido uno de los años más violentos —al menos para quienes rondamos entre los 15 y los 30 años—. Desde que el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un amenazó con lanzar misiles a casi medio mundo, hasta los terremotos que sacudieron y derrumbaron varias partes de México en septiembre; podemos decir que este año nos paralizó, pero también nos llenó de fuerza y nos dejó ver qué tan grande es el corazón de la gente cuando se trata de ayudar al prójimo.

De acuerdo con la tendencia de consultas que Google actualiza cada año, en 2017 una de las búsquedas más recurrentes — al menos en América Latina— fue "cómo ayudar a los damnificados en México". Desde los momentos previos al temblor del 7 de Septiembre en varias regiones de Chiapas y Oaxaca, el país entero se movilizó para informar a la población lo sucedido. En cuestión de minutos, la primera respuesta del buscador para palabras como "Oaxaca", "Guerrero", "Chiapas" o "sismo" apuntaron a una sola cosa: información sobre damnificados. Apenas unas horas después se hicieron tendencia las múltiples formas de ayudar a quienes perdieron sus hogares a causa del siniestro. Días después, el 19 de septiembre, los terremotos volvieron a ser tendencia y con ellos la ayuda humanitaria y las múltiples formas de hacerla llegar a la ciudadanía.

¿Qué quiere decir todo esto?



Que este año, más que cualquier otro, el mundo estuvo al pendiente de todos nosotros pero sin olvidarse de sí mismos. En Argentina, con la creciente tensión política generada a partir del acenso al poder de Mauricio Macri en 2015, sus búsquedas se inclinaron hacia el lado de la democracia cuando en octubre se abrieron las votaciones para elegir diputados y senadores. La preocupación hacia estos asuntos es lógica si nos damos un tiempo para ver todo lo que ha hecho Macri con sus recientes reformas a las leyes argentinas: la gente está enfurecida y eso puede verse en las calles de todo el país.

En Brasil, uno de los países más lúdicos de nuestra América, los festejos de todo tipo tuvieron una relevancia importante. En el primer lugar de su top de búsquedas está Big Brother Brasil y más adelante están las razones por las que la selección brasileña no calificó a la Copa Confederaciones e incluso tutoriales para hacer un spinner; sin embargo, sus preocupaciones también figuraron en Google: tras viralizarse las fotografías de pangolines en peligro de extinción y cómo algunas personas se congregaron para ayudarles a sobrevivir, la curiosidad de la comunidad brasileña por este animal se manifestó con la pregunta "¿qué es un pangolín?".

A pesar de sus problemas, Latinoamérica y el mundo están tratando de levantarse de entre los escombros; su gente, sin dejar de lado la actitud solidaria que les caracteriza, guardó fuerzas para sonreír. Aunque esperamos que el próximo año no venga cargado de tantos problemas, sí queremos que la actitud unida del pueblo latinoamericano persista y crezca para seguir viéndonos como hermanos.



RECOMENDAMOS



Loading...