Tomada de Internet /

El Diario de Juárez

Dejemos en claro que el ‘Gorilla Channel’ producido para Donald Trump es una broma. Fake news, quizá. Sin duda un gran meme.

Días atrás se dio a conocer por medio de un tuit que el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, había ordenado tener disponible en la Casa Blanca el canal de los gorilas. Uno que no existe.

Varios medios serios retomaron la información, hasta una filial de la NBC en Estados Unidos.

Netflix tuvo que intervenir, pidiendo que ya no llamaran a la línea de atención al cliente preguntando si tenían el ‘Gorilla channel’.

Traducimos el tuit:

Wow, este extracto del libro de Wolff es una estremecedora muestra de la mente de Trump:

En su primera noche en la Casa Blanca, el presidente Trump se quejó de que la televisión en su habitación estaba descompuesta, porque no tenía el “canal de los gorilas”. Trump parecía tener la impresión de que existía un canal de televisión que no transmitía otra cosa más que contenido de gorilas las 24 horas del día.

Para apaciguar a Trump, personal de la Casa Blanca reunió varios documentales de gorilas para crear un improvisado canal de gorilas. Luego lo transmitieron a la habitación de Trump por medio de una torre construida de manera apresurada en los jardines del lado sur de la residencia presidencial. Sin embargo, Trump no estaba feliz con el canal que habían creado, quejándose de que estaba muy “aburrido” debido a que “los gorilas no se peleaban”.

El personal editó todas las partes de los documentales donde los gorilas no estuvieran golpeándose unos a otros, y por fin el presidente se mostró satisfecho. “Algunos días veía el canal de los gorilas hasta por 17 horas continuas”, según me dijo una persona enterada. “Se hincaba frente al televisor, con su cara a unas cuatro pulgadas de la pantalla y le decía palabras de aliento a los gorilas, cosas como ‘la forma en que le pegaste a ese otro gorila fue muy buena’. Supongo que él cree que los gorilas lo pueden escuchar”.



RECOMENDAMOS



Loading...