Tomada de Internet |

El Diario de Juárez

Muhammet Halit trabaja como lustrabotas en las calles de una ciudad turca. El dueño del lugar tras ver la foto lo buscó y le dio el regalo.

Un gimnasio se ha ganado los aplausos, luego de que una imagen le diera la vuelta al país y conmoviera los corazones.

Se trata de un chico de 12 años, quien con su caja para lustrar zapatos y usando sandalias en pleno invierno, mira con anhelo a través de las ventanas de un gimnasio en la ciudad de Adiyaman.

Como muchos de sus compatriotas, Muhammet tuvo que huir de la sangrienta guerra que desangra a su país.

Omer Yavuz, quien tomó la imagen, la posteó en Twitter, conmovido con la circunstancia del pequeño. “Quería que la gente viera su situación, usando sandalias en medio del invierno”, dijo a los medios.

“No pude dormir esa noche pensando en el niño”, agregó. De inmediato la imagen fue compartida miles de veces y se convirtió en viral en el país.

Mustafa Kucukkaya, uno de los socios del local, se conmovió y pidió a la gente que lo ayudara a ubicar.

“Si conocen a este hermano, por favor preséntenmelo. El gimnasio será gratis para él por el resto de su vida”.

Finalmente lograron ubicarlo y le dieron la membresía. El gimnasio publicó fotos del niño con sudadera y usando las máquinas. El pequeño aseguró que siempre había soñado con perder algo de peso y estaba encantado con la oportunidad de pertenecer al gimnasio.

Turquía ha recibido millones de refugiados sirios desde el inicio de la guerra que ha obligado a millones a dejar su hogar. El campo de refugiados de Adiyaman, donde ocurrió la historia, alberga en este momento a unos 10 mil sirios. (Con información de Noticias Caracol)

 



RECOMENDAMOS