Associated Press /

El Diario de Juárez

Nestlé endulzará el Día de San Valentín en Japón con el KitKat de chocolate Ruby, eligiendo uno de los mercados más obsesionados por los dulces en el mundo para el debut del primer nuevo tipo de chocolate natural en más de 80 años, escribe El Financiero.

Nestlé suscribió un acuerdo con Barry Callebaut, la firma con sede en Zúrich que desarrolló el chocolate Ruby, el cual le otorga derechos exclusivos durante seis meses sobre el innovador producto con un matiz rosado y un sabor natural a bayas que es ácido y a la vez dulce.

El chocolate saldrá a la venta este jueves en las boutiques KitKat en Japón y Corea del Sur y para ventas en línea, lo que garantizará que los amantes del chocolate tendrán acceso a la golosina antes de la celebración del 14 de febrero.

Si bien Japón ha visto muchos colores y sabores para KitKat antes, su inclinación por sabores excéntricos como el wasabi o el melón Hokkaido ha atraído tanto a consumidores locales como a turistas, esta es la primera vez que el chocolate Ruby sale a la venta desde que Barry Callebaut anunció la innovación en septiembre.

"Japón es el mercado que ha hecho que KitKat sea tan icónico en términos de todos los diferentes sabores que han desarrollado", explicó en una entrevista Sandra Martínez, directora global de confitería de Nestlé.

"Esto hace que Japón sea el mercado ideal para esta noticia, y KitKat es una marca moderna y que se conecta bien con los millennials, por lo que es la marca correcta para lanzar el primer chocolate Ruby al mundo".

La medida también pone de manifiesto el compromiso de Nestlé con la marca KitKat, incluso después de dar un gran paso fuera del chocolate esta semana al vender su división estadounidense de golosinas al fabricante italiano de Nutella, Ferrero.

La venta en 2 mil 800 millones de dólares del negocio, que incluye las barras de caramelo Butterfinger y Baby Ruth, se produce en momentos en que Nestlé planea centrarse en categorías más saludables y de crecimiento más rápido, como café, alimentos para mascotas y agua.

"La agitación en torno a los productos de chocolate Ruby debería impulsar la demanda de toda su gama de KitKats", declaró Thomas Jastrzab, analista de Bloomberg Intelligence con sede en Hong Kong.

"El sabor único le otorga un producto diferenciado para respaldar su impulso de ‘premiumización’".

El chocolate Ruby, que está elaborado a partir de un tipo especial de grano de cacao que se encuentra en Costa de Marfil, Ecuador y Brasil, es naturalmente rosado por el polvo extraído durante el procesamiento.

Los KitKats de chocolate estándar están hechos de una mezcla de licor de cacao, leche y manteca de cacao, y las variedades de colores se producen con colorantes alimentarios naturales.

La innovación surge tras una década de desarrollo. Barry Callebaut, que trabaja tras bambalinas para producir el chocolate que venden los principales productores, incluidos Hershey y Cadbury, optó por presentar el producto a través de Nestlé, que inventó el chocolate blanco hace más de 80 años.

Nestlé, con sede en Vevey, Suiza, lanzará las barras en Australia en el segundo trimestre, y apunta a Latinoamérica para fines de año.

El mercado de confitería de chocolate de Japón, valorado en 5 mil millones de dólares, es el más grande de Asia, según Euromonitor International.

También es uno de los mercados más grandes de KitKat, generando una demanda suficiente como para que Nestlé construyera el verano pasado su primera fábrica de KitKat en 26 años.

Meiji, fabricante de chocolate japonés, invertirá unos 27 mil millones de yenes (240 millones de dólares) en la expansión de dos fábricas nacionales en medio del creciente consumo de chocolate en el país.

 



RECOMENDAMOS