Internet /

Excélsior

Ciudad de México– El horario de verano significa más sol hacia la tarde, pero eso no es un consuelo para aquellos que perdieron una hora de sueño el domingo por la mañana, escribe The Huffington Post.

Si vives en Estados Unidos o en la franja fronteriza con México, y todavía estás aturdido por perder esa preciosa hora, aprovecha el Día Nacional de la Siesta. Estas vacaciones no oficiales te alientan a pestañar y disfrutar de los beneficios a la salud y la productividad que produce una breve siesta.

Celebrado por primera vez en 1999, el Día nacional de la Siesta es una creación del profesor de la Universidad de Boston, William Anthony, Ph.D., y su esposa Camille.

Elegimos este lunes en particular porque los estadunidenses están más 'listos para la siesta' de lo habitual, después de perder una hora de sueño con el horario de verano", dijo entonces Anthony en el comunicado de prensa de la Universidad. "Nuestro objetivo es alentar a la gente a tomar una siesta donde sea que estén, en el hogar, en el lugar de trabajo... o de vacaciones, y para que sea una parte natural de un estilo de vida saludable".

Algunos pueden considerar que las siestas son apropiadas solo para los niños pequeños y los ancianos. Sin embargo, estudios recientes sugieren que la siesta es saludable para el corazón.

The New York Times informó sobre algunos famosos asiduos a tomar una siesta.

La siesta el día del juego es habitual entre los jugadores de la NBA, por ejemplo. Cuenta la leyenda que Winston Churchill era un poderoso devoto de la siesta . Según el Churchill Center and Museum, el ex primer ministro dijo una vez:

"Debes dormir un tiempo entre el almuerzo y la cena. Quítate la ropa y vete a la cama. Eso es lo que siempre hago. No pienses que estarás haciendo menos trabajo porque duermes durante el día. Esa es una noción tonta en manos de personas que no tienen imaginación. Podrás lograr más. Tienes dos días en uno, bueno, al menos uno y medio, estoy seguro. Cuando comenzó la guerra, tuve que dormir durante el día porque esa era la única forma en que podía hacer frente a mis responsabilidades".

Y bien.

¿Qué mejor manera de hacer la transición a los meses más cálidos que hacer una pausa esta tarde para una siesta?

Tu cuerpo y tu mente agradecerán este breve y reparador descanso.



RECOMENDAMOS



Loading...