Tomada de Facebook /
Internet /
Internet /
Internet /
Internet /
Internet /

El Diario de Juárez

Tras identificar al abogado racista que amenazó con reportar a Inmigración y Aduanas a unas personas que hablaban español en un restaurante de Nueva York, el internet está aplaudiendo de la manera más deliciosa y encantadora

En serio, con tacos y mariachis. Y tal vez piñatas, según una nota del portal The Root.

En una campaña de Go Fund Me me han recabado más de mil dólares destinados a mandar mariachis y un camión de tacos a Aaron Schlossberg, el abogado de Manhattan que fue captado en video despotricando acerca de todos los hispano parlantes que había en un Fresh Kitchen cercano a su empleo.

“Sus clientes y su personal están hablando español cuando debieran estar hablando inglés”, dijo Schlossberg en el viral video. “Supongo que son indocumentados, así que la próxima llamada que haga será a Inmigración y Aduanas para que cada uno de ellos sean sacados de mi país”.

“Si tienen el valor de venir aquí y vivir de mi dinero —yo les pago su asistencia social. Yo pago para que puedan estar aquí”, dijo.

Horas después de que Schlossberg fue identificado (y su despacho muy insultado en Google y Yelp), intrépidos recaudadores de fondos decidieron recabar 500 dólares a fin de enviar un mariachi para “alegrar” a Schlossberg y a su personal al término de “un día difícil”.

“Estamos pidiendo que el mariachi cante la famosa, adorable y cariñosa canción infantil en español La Cucaracha”, se lee en la campaña de Go Fund Me, añadiéndose que habían decidido “contrarrestar el odio y el racismo con el sonido de la música”.

A las 15 horas, en la campaña se había recaudado más del doble de su objetivo, reunieron mil 94 dólares y dando pie a que los organizadores guarden en secreto la fecha y la hora de la fiesta, en caso de que se presenten manifestantes opositores.

Los organizadores prometieron asimismo grabar en video al mariachi, “siempre y cuando no lo corran los guardias de seguridad”, escribieron.

Junto con los tacos, el grupo también planea dar a Schlossberg y a todos sus empleados una copia de la totalidad de los estatutos federales y estatales en los cuales se menciona que los inmigrantes indocumentados no califican para recibir asistencia social.

El año pasado Schlossberg había sido detectado en un mítin a favor de Donald Trump gritando “tú no eres judío” a un transeúnte. Los usuarios de Twitter difundieron asimismo “screenshots” del sitio de internet del despacho de Schlossberg en el cual alardea de hablar “español con fluidez, poder conversar en francés y tener conocimientos elementales de mandarín y de hebreo”.

Curiosamente, Schlossberg, quien es un republicano registrado, donó 500 dólares a la campaña presidencial de Trump —la misma cantidad que se buscaba recabar originalmente para el regalo de mariachis y tacos.



RECOMENDAMOS



Loading...