Tomada de Internet |

El Diario de Juárez

Con total autoridad un niño abraza una estatua y procede a besar la boca de la misma. El ‘romántico’ beso dura un par de segundos y al niño poco le importa si alguien lo está viendo.

Luego de besarla, el niño se limpia la boca, dándole mayor realismo a su fantasía. Por si fuera poco, antes de abandonar el lugar, el infante se despide de la estatua, a quien evidentemente considera una mujer de carne y hueso.

El video no permite establecer en qué país se originó la escena, pero ya está siendo replicada a nivel mundial. 

Aquí el romántico y divertido momento:

@

 

 





RECOMENDAMOS



Loading...