Internet |

El Diario de Juárez

La popularidad de las aplicaciones para tener citas románticas va al alza, sin indicios de que la tendencia baje, mientras que el estigma de encontrar pareja por Internet está bajando, escribe CNN.

Pero el rechazo es real, aun en línea.

El rechazo duele, y no sólo metafóricamente. Se estimula la misma parte del cerebro que procesa el dolor físico, de acuerdo con un estudio publicado en 2011 en Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

La popularidad de las citas por Internet brinda a los usuarios mayores oportunidades de sentirse rechazados con más rapidez. Además, puede afectar el concepto que tenemos de nosotros mismos, según estudio del boletín Imagen Corporal publicado en 2017.

A aproximadamente mil 300 estudiantes en su mayoría universitarios se les hicieron preguntas en torno a su imagen corporal, su autoestima y qué tanto utilizaban Tinder. En el estudio se determinó que al parecer los hombres y mujeres que usan la aplicación tienen autoestima más baja que quienes no la emplean. En general, los usuarios reportaron menos satisfacción con sus cuerpos y físico que los no usuarios, escribió la autora de la investigación Jessica Strübel.

“Como consecuencia de la forma en que funciona el app y lo que exige a sus usuarios, después de un tiempo la gente que está en Tinder puede empezar a sentirse despersonalizada y desechable en sus interacciones sociales, se vuelve más consciente (y crítica) sobre su físico y su cuerpo y cree que siempre hay alguien mejor a quien podrá conocer después, o más bien la siguiente vez que active la pantalla, dudando incluso de su propio valor”, escribió Strübel.

Cinco aplicaciones para conseguir citas —Tinder, Bumble, Match, Plenty of Fish y Zoosk— se encuentran entre las 50 apps sociales por las que más dinero se recauda en la tienda Apple.

¿Pero tiene esta conveniencia un precio en bienestar?

El año pasado, Match.com presentó un estudio sobre tendencias recientes en las citas románticas hecho entre voluntarios. Si bien el sondeo no era científico, los resultados resultaron reveladores. Uno de cada seis solteros (15 por ciento) reportaron sentirse adictos al proceso en línea de buscar con quién salir. Los millenials tenían 125 por ciento más posibilidades de decir sentirse adictos a las citas. Era 97 por ciento más probable que los hombres fueran más adictos a la citas que las mujeres, pero el 54 por ciento de las mujeres se sienten más agotadas por el proceso.

“Las personas que se describen a sí mismas como con conductas tipo adictivas en relación al internet y los celulares registraron niveles mucho más altos en las escalas de depresión y de ansiedad”, dijo el profesor de sicología de la Universidad de Illinois Alejandro Lleras, quien en 2016 realizó un estudio en el cual se vinculó la adicción a la tecnología con la ansiedad y la depresión. Los científicos encuestaron a 300 estudiantes universitarios acerca de su salud mental, su uso del teléfono celular y el internet y sus motivos para utilizar aparatos electrónicos.

@



RECOMENDAMOS



Loading...