Excélsior

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató y posteriormente reintegró en su hábitat a un oso negro (Ursus americanus) adulto que había ingresado a una casa del municipio de Galeana, Nuevo León.

La dependencia señaló que el pasado lunes 28 de mayo fue reportado el avistamiento por los vecinos de la comunidad de San Rafael, del citado municipio, hasta donde acudió personal de la Profepa especialista en el manejo y contención de este tipo de ejemplares.

En el operativo participaron también elementos de Parques y Vida Silvestre, de la Policía Rural del Estado, de la Municipal y Protección Civil de Galeana.

La Profepa detalló que el oso negro, de 1.8 metros de altura y poco más de 140 kilogramos de peso, había ingresado a la casa en busca de comida, por lo que los especialistas tuvieron que llevar a cabo un procedimiento de contención química sedando al ejemplar.

Apuntó que el oso macho adulto se encontraba en aparente buen estado de salud, por lo que se le colocó un arete color azul con el número 21 para su posterior monitoreo.

El oso negro rescatado fue trasladado a la zona del Castillo-Puerto México, en la sierra de Galeana, donde se liberó en su hábitat, garantizando las mejores condiciones de sobrevivencia.

Tras este hecho, la Profepa exhortó a la población a no ofrecer alimento a los osos, o mantener los desechos de alimentos y basura totalmente sellados y de ser posible aislados de las casas o centros urbanos para evitar un posible conflicto en las áreas de convivencia humana, así como tomar distancia en caso de percibirlos.

La dependencia destacó que el oso negro (Ursus americanus) es una especie protegida por la legislación mexicana al encontrarse listada bajo la categoría de riesgo En Peligro de Extinción (P) en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, así como por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).



RECOMENDAMOS



Loading...