|

El Diario de Juárez

Si tienes una relación estable y sientes que la 'llama de la pasión' se está apagando lentamente, quizá es por 'pequeños' malos hábitos que realizas a diario sin darte cuenta.

Aunque en la actualidad vivimos en un mundo hiperconectado y estamos constantemente ocupados -ya sea por el trabajo o las tareas del hogar- es necesario dejar las cosas estresantes fuera de la habitación y convertirla en un lugar de paz. Tener un celular sonando constantemente, la computadora encendida para checar correos o niños corriendo de un lado a otro impiden la relajación y la buena comunicación. Si quieres salvar tu relación, aquí te compartimos algunos consejos dados por terapeutas matrimoniales que debes seguir al pie de la letra para gozar -de nueva cuenta- una buena intimidad.

1.- No inicien conversaciones estresantes

Deja esas pláticas que pueden llegar a convertirse en discusión para otro momento, la cama no es buen lugar para hablar sobre quién está pagando más o quién cuida más tiempo a los niños.

Obviamente, las parejas necesitan discutir la logística del día: alguien tiene que recoger a los niños o planear la cena para el día siguiente, pero no en el dormitorio. Hay algo en este tipo de discusión que puede eliminar la intimidad y el romance de una habitación", señala Danielle Kepler, terapeuta en Chicago.

2.- Olvídate del celular

La mayoría de personas se llevan el celular a la cama, ya sea para estar al pendiente de sus empleos o para checar redes sociales en sus tiempos libres.  Según una encuesta, 35% de las personas que lo realizan han tenido un impacto negativo en su intimidad.

No seas así. A menos que estés buscando algo en tu teléfono, procura mantenerlo lejos de tu cama. Cuando estás con el celular te sumerges demasiado en tu mundo en línea, es como si la persona con la que compartes tu cama ni siquiera estuviera allí. Cuando tu pareja dice algo o te pide su atención, es posible que ni siquiera la escuches porque estás ocupado mirando tu pantalla. Eso definitivamente no fomenta la intimidad", dijo Alena Gerst, una psicoterapeuta en la ciudad de Nueva York.

3.- Deja a los niños y a las mascotas fuera del cuarto

Si tienes niños pequeños sabes que es inevitable que pasen algunas noches en tu cama después de un sueño aterrador o porque están de buen humor. Déjalos, ¡serán niños sólo por un tiempo! Pero trata de no convertirlo en un hábito.

4.- Ordena el cuarto

Quita la silla con el montón de ropa, levanta los calcetines tirados y recoge los ganchos del suelo. Tendrás más posibilidades de tener sexo si la habitación está ordenada.

El desorden mata la intimidad. Un hombre me dijo la semana pasada que su habitación no es muy romántica o intimidante para él debido a la cantidad de desorden. Admitió que en parte tiene la culpa de eso".

5.- Deja a tu jefe afuera de la habitación

Olvídate de las tareas de tu empleo por un par de horas. Si necesitas responder correos electrónicos o tomar una llamada fuera del horario, hazlo en otra habitación.

Quieres asociar tu cama y tu dormitorio con la paz y el romance, no te estreses entonces por hacer el trabajo. Hazlo por ti mismo, tus hábitos de sueño y como un favor a tu pareja", dice Kepler.

6.- No la conviertas en una segunda sala

Varios esposos me han dicho que aman a sus hijos, pero odian que hayan perdido su espacio privado en la casa. El dormitorio principal también puede convertirse fácilmente en la sala de juegos de los niños, pero si valoras tu intimidad, no debes permitirlo".

7.- No veas noticias

Todo el tiempo a cada segundo las noticias se están actualizando. Sin embargo, si estás en tu cuarto con tu pareja, resistete a poner las noticias en la TV o entrar a Twitter.

Es natural querer acostarse y ponerse al día con las historias del día. El problema es que deberías dirigir tu atención a tu tiempo tranquilo y a tu pareja. Las noticias del día, especialmente en estos tiempos turbulentos, pueden ser molestas y desencadenar estrés. En definitiva, debes poner a tu pareja primero", dijo Gerst.



RECOMENDAMOS



Loading...