Twitter |

Excelsior

Ciudad de México– Con una mano tomó de la playera al pequeño y lo llevó a la ventana del apartamento ubicado en el piso 15 de un edificio en Argelia, con la otra, tomó una foto con su celular y posteó en Facebook: “mil me gusta o lo dejaré caer”.

Las imágenes pronto se viralizaron en redes sociales. Los usuarios exigieron el castigo más severo para el sujeto que erróneamente creían era el padre del niño; denunciaron el hecho y expusieron el abuso infantil.

Las autoridades pronto ubicaron a la persona, que se supo era conocido de la familia; pese a que argumentó que en ningún momento puso en riesgo la vida del infante y que los usuarios en redes sociales editaron las fotos al quitar las barretas de protección que tiene el balcón, fue detenido y ayer, lunes, sentenciado a dos años de prisión.

Para tratar de evitar el castigo, incluso, el padre del bebé pidió a la corte perdonar al hombre diciendo que todo se trató de un juego.



RECOMENDAMOS