Excélsior

Ciudad de México─ Al convivir con amigos en la parte superior del mercado central de Chilpancingo, don Andrés decidió hacer una pausa para ir en busca de un baño, bajó junto a su perro ‘Grifi’, sin embargo, en el camino fue sorprendido por dos hombres que le dispararon al menos cinco veces, acabando así con su vida.

Pasaron los minutos, y ‘Grifi’ estuvo cerca de su amo, lo contempló inerte, tendido sobre la calle, incluso hizo contacto con su pata, como si esperara alguna reacción de regreso, sin éxito, lamió su rostro, pero Andrés, ya no respondía.

Mientras la gente se arremolinaba en torno al cadáver de Andrés, su amigo más fiel, continuó a su lado, según refieren testigos, lanzó algunos aullidos, como si tratara de alertar sobre la partida de su amo.

La imagen de ‘Grifi’ y Andrés llamó la atención de varios, quienes curiosos se aproximaron a ver la reacción del perro junto a su dueño fallecido.

Los servicios de emergencias arribaron al lugar e hicieron el levantamiento del cuerpo, mientras el perro sólo permaneció pendiente de Andrés, hasta el último momento.



RECOMENDAMOS