El Diario |

Luis Fernando González/El Diario

Delicias— Luego de ingerir parte del contenido de una bolsa mediana de papas fritas, una familia de Camargo detectó que en el fondo se encontraba una masa gris obscuro, que al ser revisada con detenimiento, resultó que se trataba de un ratón.

Dos niños de la familia fueron quienes consumieron parte del producto, por lo que de inmediato fueron trasladados a un hospital del IMSS donde los médicos recomendaron mantenerlos en observación, el lunes pasado.

La familia acudió el martes a la Secretaría de Salud para conocer la opinión de la Coespris, respecto a las frituras de la marca Sabritas que fueron adquiridas en una farmacia de Ciudad Camargo.

Al mismo tiempo marcaron a la línea de atención telefónica de la marca de papitas donde una operadora les informó que les devolvería la llamada. La madre y la abuela de los menores que consumieron parte de las frituras que estaban empacadas junto con el ratón, pidieron ser asesoradas por algún profesional que les recomiende los pasos a seguir.

A poco menos de dos días de haber consumido el producto contaminado por el roedor, los niños no muestran problema alguno.

La familia afectada detalló que la bolsa de botanas fue comprada perfectamente cerrada, y que este miércoles, el producto ya despedía mal olor.

Las denunciantes mencionaron haberlo tenido refrigerado desde el lunes por la noche. “Nos recomendaron interponer denuncia ante la Profeco, Coespris y el Sector Salud. La verdad es que no sabemos cómo actuar y requerimos de asesoría”, insistieron.



RECOMENDAMOS