Tomada de Internet |

Excélsior

Ciudad de México— Hay infinidad de información sobre salud, mitos y realidades, así que un joven de nombre Brian Northup quiso sobrepasar los límites y experimentó comer durante poco más de 50 semanas, es decir, alrededor de un año, una dieta a base de pizzas, para ver los resultados.

El tema de la obesidad como problema de salud pública obliga a que la gente haga conciencia de que el exceso de peso y la falta de actividad física lo único que acarrea son múltiples enfermedades, así como una muerte prematura.

Una de las principales recomendaciones para mantenerse en forma y convertirse en una persona healthy es llevar una alimentación saludable, lo cual se traduce en alejarse de ciertos alimentos, sobre todo aquellos que están elaborados con azúcar y harinas, como postres, helados y pizza.

Brian Northup, quien se puso el reto de comer pizza durante todo un año, el cual llamó pizzapocalypse, para ver qué pasaba y cómo este hecho afectaría su vida, según publicó EPMundo.



Amante del ejercicio, documentó en su cuenta de Instagram si era posible mantenerse en forma no llevando una dieta rigurosa.

Todos los días, Brian subió una fotografía para ver su transformación. Inició el reto pesando 78.5 kilos (173 libras); además no dejó de ejercitarse, pues realizaba levantamiento de pesas 3 o 4 días a la semana, acompañado de 20 minutos de ejercicio cardiovascular.





Conforme fueron pasando los días, la gente notó un ligero cambio en Northup, pero no el que esperaban, pues muchos creerían que ganaría peso pronto; sin embargo, en el último día del desafío, la báscula indicó todo lo contrario.

El joven terminó pesando 73 kilos, por lo que perdió un poco de peso, y además, no perdió masa muscular. También aseguró que aumentó su fuerza, velocidad y resistencia cardiovascular.





Y para quienes pensaban que sus problemas de salud serían más bien internos, Brian aseguró que acudió al médico con frecuencia para realizarse diversos estudios, principalmente para medir sus niveles de colesterol, los cuales se mantuvieron estables y en lo recomendado durante ese año.





A pesar de que el pizzapocalypse no tuvo repercusiones en su organismo, el joven pidió a sus seguidores que no traten de imitarlo y los invitó a hacer ejercicio para poder darse unos antojos, de vez en cuando.

Niños, no hagan esto en casa.



RECOMENDAMOS