Agencias |

Agencias

Moscú— La provincia rusa de Novosibirsk se dispone a prohibir a los perros ladrar en horas de descanso bajo amenaza de una multa para sus dueños.

Lo anterior, de acuerdo a una iniciativa legal aprobada este jueves en primera lectura en el Parlamento regional.

La norma prevé que los canes tengan vetado hacer ruido desde las 22:00 y hasta las 7:00 horas los días laborables.

Los fines de semana se les exigirá reprimir sus instintos y guardar silencio hasta las 9:00 horas.

Además, los perros tampoco podrán ladrar a la hora de comer, de 13:00 a 14:00 todos los días, y cualquier violación de la norma conllevará una multa de 3 mil rublos, cerca de 50 dólares, unos 910 pesos.

Entre los afectados por la ley se encuentran también los gatos, cuyo maullido en horas de descanso puede acarrear el mismo castigo para su propietario.

En el caso de que el animal "amonestado" vuelva a provocar ruido fuera del horario establecido, su dueño tendrá que desembolsar otros 5 mil rublos, más o menos 85 dólares.

"La norma no prohíbe gruñir a los cerdos, cantar a los gallos ni graznar a los gansos", explicó el diputado local Evgueni Smishlyaev.

A pesar de la polémica, el legislador trató de quitar hierro a la situación y precisó:

"Nadie va a castigar al dueño del animal si este de pronto se pone a ladrar o maullar cuando alguien toca el timbre".

La norma generó muchas críticas en la red, donde ya fue bautizada como la "ley del silencio de los gatitos".



RECOMENDAMOS