Excelsior |

Excelsior

Ciudad de México– Jean Louis D.P. era gerente en una sucursal de la cadena de supermercados Lidl, en Barcelona, y fue despedido de su puesto por ‘trabajar horas extras’.

De acuerdo a El País, el hombre llegaba a veces una hora antes a la tienda para limpiarla y preparar todo para el horario de apertura. Sin embargo, en abril fue despedido por ‘incumplimientos laborales muy graves’ por llegar antes y no checar su llegada.

La compañía revisó las cámaras de seguridad de la sucursal y encontró que llegaba al local a las cinco de la mañana y pasaba una hora trabajando. De acuerdo a las políticas de la empresa, los trabajadores deben registrar su horario de entrada y salida, porque ‘cada minuto que se trabaja, se paga y debe quedar registrado’ y el no siguió las reglas, según establecen en la carta de despido que mostró El País.

Además de esta justificación, la empresa recibió quejas de otros empleados a los que Jean invitaba a llegar antes y también está prohibido estar solo en la tienda, algo que él negó.

Tras su despido, el exgerente demandó a la empresa para recuperar su puesto, y argumenta que nada de lo que hizo fue en beneficio personal, solo para la empresa.

'Curiosamente se le sanciona, lo que desde luego no es usual, por trabajar demasiado y esforzarse en que su tienda funcionara correctamente’, comentó su abogado, Juan Guerra, a la publicación española.

Jean también argumentó que debía ‘trabajar de más’ para cumplir los objetivos de venta y cumplir con las metas de la empresa, por lo que su despido le parece injustificado.

Con Información de El País



RECOMENDAMOS



Loading...