Excelsior

Cleveland– Un niño de 10 años en Ohio está bajo custodia policial luego de llevarse un auto y ser perseguido a alta velocidad por la policía en una carretera del estado. La policía dijo el jueves que es la segunda vez que el niño se lleva un coche.

El menor tomó el auto el jueves por la mañana en Cleveland. La Patrulla de Carreteras dijo que la policía de Westlake comenzó la persecución en la carretera Interestatal 90 al oeste de Cleveland y que el niño condujo el vehículo a velocidades de hasta 160 kilómetros por hora.

El vehículo lo tomó de su casa y comenzó la persecución cuando fue reportado como robado.

Cuando el niño entró en la autopista, las autoridades de tránsito del estado tomaron cartas en el asunto e intentaron detenerlo en varias ocasiones.

El sargento Tim Hoffman dice que el niño finalmente condujo el coche a una zona de césped a poca velocidad para evadir clavos de tráfico, lo que le permitió a dos patrulleros bloquear el coche e impedirle reingresar a la carretera.

'Pudimos poner los clavos en el camino, en los tres carriles de Ohio Turnpike. En ese momento dio vuelta a la derecha y comenzó a manejar en el césped. Cuando logramos sacarlo del auto, estaba muy agitado, golpeó a uno de los oficiales y le escupió’.

De acuerdo a su declaración, estaba aburrido y decidió tomar un paseo en coche.



RECOMENDAMOS



Loading...