Twitter |

El Diario de Juárez

El despiste de una conductora provocó una curiosa escena en A Coruña, informó El País.

El incidente sucedió por la tarde, cuando una mujer chocó contra una de las paredes exteriores de un garaje en altura.

El muro cedió dejando el coche suspendido a unos 30 metros sobre la calle.

Pese a la situación de riesgo, la mujer resultó ilesa. Varias personas sujetaron el coche para evitar que cayera a la vía mientras la conductora lo abandonaba por la parte trasera.

El vehículo ya ha sido retirado, pero el agujero que dejó en el garaje todavía es visible este jueves. 



RECOMENDAMOS