Internet /

El Diario de Juárez

Un ebrio de 37 años salvó la vida después de caer desde la ventana de su vivienda de Moscú, en un noveno piso, tras lo cual llamó a la policía, pero cuando los agentes llegaron ya no se acordaba de lo sucedido, informó un cable de la agencia Efe.

Tras la caía, el hombre volvió a casa y llamó a la policía para avisar de lo ocurrido.

Cuando los agentes tocaron al timbre de su departamento, el individuo no se acordaba del motivo por el que les había llamado, explicó un portavoz de las autoridades rusas a un canal de televisión.

Los médicos de una ambulancia que llegó al lugar de los hechos constataron que el varón presentaba un hematoma en el pecho y otros traumatismos leves, por lo que fue trasladado a un hospital.



RECOMENDAMOS