|
|
|
|
|
|
|
|

Excélsior

Ciudad de México— Todos hemos visto las clásicas fotos viejas de alrededor de mediados del siglo XIX, donde aparece una familia o individuo a forma de retrato con un misterioso personaje detrás, pareciendo como si alguien del más allá hubiera sido capturado también.

Imágenes que se hicieron populares en la misma época por hacer creer a los retratados que, en realidad, sus difuntos seres queridos seguían formando de una manera extraña parte del mundo material. Desgraciadamente, ahora sabemos que esto no es totalmente verdad o, en mejores palabras, una vil y falaz mentira

Uno de los pioneros en esta forma de fotografía de doble exposición fue William Mulmer, un fotógrafo amateur que estaba develando un autorretrato cuando creyó haber notado la aparición de su primo, quien había fallecido hace 12 años.

Mulmer antes de esta reveladora fotografía se dedicaba a grabar joyería, pero a partir de este momento decidió que se dedicaría a la fotografía de espíritus. Él y su esposa, una reconocida “medium” del área de Boston, tomarían fotos de personas y alterarían los negativos antes de la revelación con fotos de otros sujetos con el fin de hacer “aparecer” a los espíritus.

El problema fue que las personas comenzaron a darse cuenta de que los personajes presuntamente difuntos, también caminaban por las calles de su ciudad y estaban “vivitos y coleando”. A partir de ahí, la policía de Boston recibió varias demandas en su contra, incluyendo otras que detallaban a Mulmer entrando a casas por la noche para robar fotografías de personas fallecidas. En 1869, Mulmer recibió su juicio y no hubo suficiente prueba para encontrarlo culpable, pero su carrera terminó por el escándalo que suscitó el juicio.

De cualquier manera, si realmente lo crees, en alguna foto se aloja un espíritu que aún no ha terminado de atormentar almas en nuestro mundo material. En la galería de esta nota puedes ver la espiritual obra de otros fotógrafos además de William Mulmer.



 



RECOMENDAMOS



Loading...