Associated Press |

El Diario Digital

Tratando de demostrar que la teoría de que la Tierra es plana, un hombre de California intentará lanzarse a 550 metros de altura el próximo sábado en un cohete que ha construido con chatarra. Suponiendo que el vuelo a más de 800 km/h a través del desierto de Mojave no lo mate, Mike Hughes asegura que su viaje marcará la primera fase de su ambicioso programa espacial de la Tierra plana, escribe Antena 3.

El objetivo final este conductor de limusina de 61 años es un lanzamiento posterior que lo colocará a kilómetros de distancia de la Tierra, donde espera fotografiar la prueba de que la Tierra no es redonda.

"No creo en la ciencia", ha asegurado Hughes en una entrevista recogida por The Washington Post. "Conozco la aerodinámica y la dinámica de los fluidos, cómo se mueven las cosas por el aire, el tamaño de los cohetes y su empuje. Pero eso no es ciencia, es solo una fórmula. No hay diferencia entre la ciencia y la ciencia ficción", explica.

Rechaza la creencia general de que la Tierra es redonda, y su vuelo está patrocinado en gran parte por un grupo llamado Research Flat Earth, que celebraron el pasado 9 y 10 de noviembre su primer congreso. Con la esperanza de demostrar que la teoría de la Tierra es correcta, Hughes explica que su objetivo es ascender lo suficiente como para poder reunir pruebas que refuten el hecho ampliamente aceptado de una tierra redonda.



RECOMENDAMOS



Loading...