Agencias /

Agencias

Dos hombres que fueron a pescar se convirtieron en cebo para los cocodrilos durante cuatro noches después de que el coche en que viajaban se quedara atascado por la subida de la marea en una remota playa de Kimberley, Australia.

Allí, Charlie Williams, de 19 años, y Beau Bryce-Maurice, de 37, pusieron en práctica sus habilidades de supervivencia.

Y es que en compañía de su perro, se quedaron en el techo de su vehículo para evitar a los cocodrilos, que los merodeaban esperando la oportunidad para darse un festín.

Finalmente, los hombres fueron rescatados.

 



RECOMENDAMOS