Excelsior /

El Diario de Juárez

Una mujer debe pagar una compensación a su expareja después de arrancarle, con sus dientes, un testículo, mordiendo su escroto, en Edimburgo, Escocia, escribe Univisión.

Los hechos ocurrieron en mayo 23 de 2016, cuando Nunzia Del Viscio, de 43 años, volvió de una noche de fiesta a casa de Marcello Palma, de 44, su entonces pareja, y otras personas a las que conocieron esa noche.

Palma comenta que cuando fue a dormir, Nunzia, quien había consumido drogas y alcohol, llegó desnuda a la habitación exigiendo tener un encuentro sexual entre tres personas, un trío.

Cuando Palma rechazó la solicitud, Nunzia fue a otra habitación a destruir todo. Él fue a detenerla y fue cuando comenzó la pelea violenta entre los dos.

En medio de la trifulca, Nunzia mordió las partes íntimas de Palma, abriendo con sus dientes el escroto, lo cual hizo que un testículo saliera de su cuerpo.

Elementos de emergencia llegaron al departamento y encontraron varios charcos de sangre, un completo desorden y a Nanzia con evidencia del encuentro en su cara y dientes, además de golpes en su rostro.

El testículo de Palma fue devuelto a su lugar y su escroto recibió 15 puntadas.

En la corte, la defensa de la agresora preguntó a Palma si los golpes de su clienta fueron proporcionados por él, a lo que él respondió que sí, “estaba intentando hacer que dejara de morder mi escroto”.

Ahora, tras ser encontrada culpable de asalto y agresión, Nanzia debe pagar la suma de 500 libras a su expareja, cerca de 670 dólares americanos.



RECOMENDAMOS