Tomada de Twitter /

El Diario Digital

El primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-ocha, dejó a los periodistas con una fotografía a tamaño real suya tras un micrófono para que "contestara" a las preguntas incómodas durante un encuentro en Bangkok, informó el diario El Mundo.

"Cualquiera que desee tomar fotos y hacer preguntas sobre política o conflictos, que le pregunte a él", dijo Prayut a los presentes antes de despedirse con un saludo y alejarse hacia su oficina.

El hecho curioso, que recogen hoy los medios locales e internacionales, sucedió ayer en la Casa del Gobierno y provocó que los periodistas se quedaran sin palabras durante unos instantes.

No es la primera vez que Prayut bromea con la prensa desde que usurpó el gobierno de la nación mediante un golpe de Estado incruento el 22 de mayo de 2014. En una ocasión amenazó con ejecutar a cualquier periodistas que criticara su Gobierno, en un comentario de broma.

Prayut, jefe del Ejército tailandés entre 2010 y 2014, declaró en diciembre que, por mucho que le pese, había dejado de ser un militar para convertirse en un político.

Los analistas interpretaron el anuncio como la confirmación de que quiere seguir en el cargo y que Prayut se presentará a las elecciones que ha prometido celebrar en noviembre de 2018 para restablecer la democracia en el país, aunque mermada en comparación con la que disfrutaban los tailandeses antes del golpe.

Tailandia ha vivido 20 golpes de Estado o intentonas desde que se abolió la monarquía absoluta en 1932, las dos últimas en 2006 y 2014.

 

 

 



RECOMENDAMOS



Loading...