Internet /

El Diario de Juárez

Pizza fría, pizza calentada en el micro, piza congelada comprada… No importa qué tipo de rebanada se sirva esta mañana en el plato —probablemente sea un desayuno más saludable que un plato de cereal, escribe Chicago Tribune.

La pizza contiene proteína. Contiene carbohidratos. Tal vez hasta contenga verdura. Esa rebanada caliente de delicia con queso es un desayuno equilibrado como el que más.

Asimismo, usted está tomando una mejor decisión que la mayoría de las mamás que dan a sus hijos cereal de desayuno. ¿Por qué? Las opciones estadounidenses de cereal son vacías nutricionalmente hablando —hoy en día los cereales rara vez contienen proteínas, grasas saludables o algo más allá de cucharadas de azúcar. Y ahora que el queso está ganando popularidad como el próximo superalimento, se puede apostar a que la pizza triunfará en la guerra nutricional.

“Tal vez le sorprenda enterarse de que una rebanada promedio de pizza y un plato de cereal con leche tienen casi la misma cantidad de calorías”, explicó la nutrióloga Chelsey Amer a The Daily Meal. “Sin embargo, la pizza contiene muchas más proteínas, las cuales mantienen lleno y satisfecho durante la mañana”.

Amer mencionó que la pizza no es un alimento saludable en sí; definitivamente no constituye la opción más nutritiva. Pero a comparación de un plato hondo de hojuelas azucaradas servido a toda prisa, es una comida más balanceada.

“Además, una rebanada de pizza contiene más grasa y mucho menos azúcar que la mayoría de los cereales fríos, así que después no se le bajará a uno el azúcar”, conformó Amer.

De manera que la pizza representa una opción verdaderamente saludable para desayunar el domingo. Nada más no se la coma si la dejó toda la noche en la caja —eso sí que no está nada bien.    



RECOMENDAMOS